¿Quien es Nathy Peluso?

0

pestana2

Natalia Peluso nació hace 22 años siendo ya un espíritu libre. Tanto es así, que a nadie le sorprendió que en 2014 dejara su hogar en Argentina por amor para mudarse a Madrid. Aunque la historia romántica no fructificó, esta ciudad se ha convertido en su cuna artística y ha visto nacer a Nathy como la cantante que es hoy: una joven que no sigue las normas establecidas y que fluye de un estilo musical a otro de manera natural y perfectamente sinfónica. La cantante pasa del blues, al rap, de la salsa al jazz. Aunque, sin lugar a duda, su referente es el swing. “Nací con Sinatra, Ella Fitzgerald y Louis Armstrong en mi cabeza y eso lo mezclo con mi lado latino, mi lado Gloria Estefan, Thalia”. De esta fusión nace Nathy Peluso, porque la propia artista habla de sí misma en tercera persona, como si fuera un personaje que ha creado.

View this post on Instagram

💛

A post shared by Nathy Peluso (@nathypeluso) on

Este terremoto tiene ahora entre manos La sandunguera, su primer EP, con el que pretende traspasar sus límites geográficos y artísticos al presentarse, en gran parte, en inglés y de una manera más madura, más elegante, menos guerrera, pero, sobre todo, mucho más soul. Aunque comenzó colgando sus covers en YouTube siendo adolescente, en algo menos de dos años, ha tenido un ascenso meteórico y ha pasado a tener renombre a nivel mundial, sobre todo en Europa y América Latina.

Con una estética sesentera, que podría llegar a recordar, aunque de manera más comedida, a la fallecida Amy Winehouse, pasea por la capital con un aire extravagante, pero seguro, como a sabiendas de que ha encontrado su sitio en el arte y en la vida. “Este disco es la evolución de Nathy Peluso. En el recopilatorio anterior se ve que lo que quiere es llamar la atención, ser escuchada y, una vez que lo ha conseguido, es el momento de poner sobre la mesa lo que de verdad quiere hacer: música de calidad”. La artista se ha acomodado en un personaje histriónico que pasa de un estado emocional a otro en una misma canción y en el que las letras llegan a un extremo insospechado, forzando al oyente a reaccionar, de nuevo entre dos extremos, amándola o detestándola. Por ejemplo, en Corashe, uno de sus últimos éxitos, increpa a un chico por no tener el coraje suficiente para enfrentarse a una mujer como ella: “Yo soy la mulata, tengo la boca de plata. Yo que estaba enamorata, te cantaba serenatas. Acordate que soy Natalia, reina de la vigilia. Deja que te combata ya. ¡Ah no! Te hace falta corashe”

Por: Andrea A – JustJuniorD.

para-pag-1

Facebook Comments
Share.